BIENVENIDO AL BLOG DE SINERGIA LAB, DIÁLOGOS PARA UN MUNDO MEJOR

SÍGUENOS

  • Black Facebook Icon

¿Quieres publicar con nosotros?

Contáctanos y descarga nuestra política editorial

La pesca artesanal en la discusión de la Soberanía Alimentaria (Parte 3 de 7)

Original publicado por la FAO, Abril, 2006

Documento Publicado mientras el autor era Director de la WFF

 

(...)

 

La Organización Mundial de Comercio (OMC)

 

Por primera vez la OMC discutió formalmente temas relativos a la pesca y al comercio internacional de pescado, en el marco de la Quinta Conferencia Ministerial celebrada en septiembre de 2003 en Cancún, México, de acuerdo con el mandato que recibió en Doha (noviembre de 2001).

 

La lucha de la OMC para regular el comercio mundial forma parte del modelo de expansión y dominio que impulsa el poder económico mundial, constituido por las transnacionales, para aumentar sus ganancias concentrando el comercio en pocos operadores, con poder prácticamente ilimitado. La OMC representa la institucionalidad internacional del modelo neoliberal que le ha permitido a los Consorcios internacionales reclamar “legalmente” condiciones que les otorgan ventajas.

 

 Mujeres pescadores de Malinke, en el Río Niger, Este de Guinea.

 

Si la OMC entra en la pesca, las Corporaciones Industriales, como Pesca Nova de España que opera con capitales de la Unión Europea, Consorcios norteamericanos, chinos, japoneses y coreanos, entre otros, podrán definir el futuro de las comunidades de pescadores cuya supervivencia depende del acceso y control de los recursos naturales.

 

La OMC busca aumentar el control de las corporaciones sobre los recursos naturales facilitando que las decisiones sobre el uso de los recursos dependa de las demandas de corto plazo de los mercados financieros, intensificando la explotación de los caladeros tradicionales en que opera la pesca artesanal especialmente en países en desarrollo. Bajo esta consideración, se está buscando cambiar el orden jurídico interno de los Estados, de manera que se creen las condiciones para asegurar una alta rentabilidad a los consorcios internacionales. La privatización de los recursos es la vía para asegurar que el negocio pesquero sea altamente rentable para los consorcios internacionales; mediante esta práctica los Estados traspasan la propiedad de su patrimonio pesquero a estas compañías, generalmente de forma gratuita y a perpetuidad. En este sentido, la OMC es un instrumento de presión y amenaza; si el proceso de privatización encuentra impedimentos, el tribunal internacional actúa para abrir las economías o para proteger las inversiones y la expansión de las mismas. El objetivo que se plantea es la eliminación sistemática de las políticas de manejo, administración y gestión de los recursos y la vinculación de estos procedimientos con las comunidades costeras porque son consideradas barreras comerciales, así es una ilusión el rol regulador en el comercio internacional porque las barreras, los subsidios y las protecciones son aplicadas a los países productores de materia prima y no necesariamente a la Unión Europea, Estados Unidos y las economías emergentes de Asia. De este modo, todos los acuerdos multilaterales, bilaterales o 13 acuerdos internos para el manejo de los recursos quedan subordinados a las reglas generales que impulsa la OMC.

 

En el caso de la pesca la acción de la OMC está centrada en impedir la subvención a las flotas industriales de aguas distantes, en Doha se expresó “la intención de clarificar y mejorar las pautas en el ámbito de la pesca”; Qué entiende la OMC como subsidio a la pesca?; Se trata de una nueva convención para la regulación en los accesos?, cuestión que es cada vez más evidente en países como Chile y Sud Africa. Las modificaciones a los códigos de pesca y la aparición de nuevos regímenes de acceso a los recursos pesqueros a favor de la industria nacional, que se prepara a vender o arrendar parte de su cuota a las flotas industriales internacionales, forma parte de los acuerdos de libre comercio, en los cuales la pesca no sólo es un capítulo altamente conflictivo, sino que se ha transformado en factor o moneda de cambio. Los consorcios persiguen la propiedad de los recursos pesqueros para asegurar la venta de alimentos. La OMC en la pesca tendrá derecho a regular los alimentos que provengan del mar, mediante su actuación podrá abrirse la Zona Económica Exclusiva so pretexto barreras de protección o subsidios. Las comunidades de pescadores artesanales en virtud de los cambios legales han ganado aparentemente parte de las cuotas de peces, pero en el largo tiempo han ido perdiendo el acceso histórico a los recursos de los cuales dependen.

 

Nuevo escenario de la OMC, NAMA

 

Los negociadores de la OMC están de nuevo tratando de avanzar con las negociaciones del Programa de Doha. Si hay algún movimiento en agricultura por parte de Estados Unidos o de la Unión Europea, entonces estas negociaciones podrían realmente reencaminarse. Pero si esto sucede, otro conjunto de conversaciones que hacen parte del paquete – conocidas como “acceso al mercado de productos no agrícolas” o NAMA (sigla en inglés), comúnmente conocidas como las negociaciones sobre aranceles industriales, también se iniciarían y podrían comenzar a avanzar con bastante rapidez. Es importante señalar que aunque se ha prestado poca atención a estas negociaciones, si siguen su curso, ellas podrían atener graves consecuencias para el medioambiente y el desarrollo de las economías justas y sustentables.

 

En NAMA todos los recursos naturales están de hecho en juego para una parcial o completa liberalización, con un particular interés en el pescado y sus derivados, además de piedras preciosas y minerales. Otras restricciones al comercio, entre las que se encuentran las medidas diseñadas para proteger el medioambiente y fomentar el bienestar social, también corren riesgos. Por ejemplo, en relación con el medioambiente, las siguientes restricciones ya han sido incluidas para su futuro estudio: la certificación de productos madereros, restricciones sobre productos químicos y virus por “razones estratégicas”, el seguimiento y etiquetado de pescado y sus derivados; prohibiciones generales a las importaciones por motivos ambientales; y requisitos de empaquetado, comercialización y etiquetado.

 

Además, los países en desarrollo también se encontrarán ante la perspectiva de la des- industrialización y la pérdida de importantes cantidades de ingresos fiscales aduaneros ya que los países industrializados adoptan tácticas agresivas de negociación específicamente concebidas para abrir los mercados de los países en desarrollo. Las negociaciones sobre el NAMA tienen tres diferentes elementos de relevancia, la liberalización generalizada en una amplia gama de sectores, la liberalización de los bienes ambientales y la eliminación de barreras no arancelarias. Estados Unidos impulsa una liberalización en todos los sectores para el año 2015. Incluso una liberalización parcial podría aumentar el comercio y el consumo de estas materias primas, si se la efectúa en base a los aranceles aplicados actualmente.

 

Algunos sectores aparecen propuestos para lo que se dado en llamar liberalización “cero a cero”. Esta expresión significa una liberalización completa “tú te deshaces de todas tus barreras arancelarias en un sector en particular y nosotros hacemos lo mismo con las nuestras” Aún cuando los aranceles sobre las materias primas son por lo general relativamente bajos en comparación con algunos productos industriales, esto podría aumentar el consumo de manera significativa. Entre los sectores más importantes en juego está la pesca.

 

Algunos miembros de la OMC han reconocido en forma explícita el hecho que una mayor liberalización de las materias primas probablemente reduzca las posibilidades de conservación de estos recursos. No debería buscarse un enfoque de liberalización cero a cero para el sector de la pesca ya que eliminaría todos los aranceles sin importar la población de los recursos pesqueros, el estado de gestión y la importancia de la pesca y las comunidades pesqueras de cada país- también ejercería una presión adicional sobre los recursos al inducir a que se capturen peces en cantidades que superan la capacidad de renovación del recurso, y por lo tanto, impediría el desarrollo sustentable de la pesca.

 

Crisis de la gestión del suelo y contrarreforma agraria

 

En comparación con la pesca marítima, los principales conflictos de la pesca continental provienen de otros sectores. La expansión de la agricultura industrial está llevando a una modificación progresiva de las llanuras aluviales. Más del 40% de las llanuras aluviales en Bangladesh, que cubren más del 69% del país, han sido modificadas y recuperadas para el cultivo de arroz. El uso de recursos hídricos provenientes de lagos y ríos es cada vez mayor. Más del 60% del caudal del río Ganges se extrae para el riego y otros propósitos y, aún cuando parte del agua se devuelve a su cauce, su calidad experimenta un deterioro evidente. La agricultura industrial también está utilizando cada vez más productos químicos, los cuales llegan a las masas de agua y, por ende, puede afectar el crecimiento y mortalidad de los peces o acumularse en sus cuerpos y traspasarse a los consumidores. En su sentido más amplio, la contaminación proveniente de fuentes industriales o domésticas también presenta conflictos para la pesca continental. Por lo tanto, existe una gran necesidad de que las políticas destinadas a este tipo de pesca se integren con las de la agricultura, los recursos hídricos y también de la energía. Cualquier práctica degenerativa en un área de captura tendrá un impacto potencial sobre el hábitat acuático, principalmente en la pesca.

 

El hambre no es el resultado de la escasez de alimentos

 

De acuerdo con los cálculos de la FAO, había 815 millones de personas sub nutridas en el mundo, principalmente en los 122 países de tercer mundo. Cada año, mueren 36 millones de personas, directa o indirectamente, como resultado del hambre y de deficiencias nutricionales. Cada siete segundos muere, en alguna parte del mundo, directa o indirectamente de hambre, un niño de menos de diez días de edad. Más de 2,2 millones de personas mueren cada año de diarrea, sobre todo bebés y niños, como resultado de beber agua contaminada. Sabemos ahora que la malnutrición desventaja a la gente durante toda su vida. Las células encefálicas no se desarbolan, los cuerpos se atrofian, maduran la ceguera y las enfermedades, limitando las posibilidades y condenando a los hambrientos a una existencia marginal. Se reproduce un círculo vicioso de generación en generación, porque cada año decenas de millones de madres desnutridas dan a la luz a bebés atrofiados y malformados a causa de la malnutrición. 15 Esta tragedia silenciosa ocurre diariamente en un mundo que sobreabunda de riqueza. Un mundo que ya produce suficientes alimentos para nutrir a la población mundial de 6.2 miles de millones de personas.

Please reload

© 2017 Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): 

No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Obras protegidas bajo licencia de Creative Commons.

Buscar por tags
Please reload

Entradas destacadas

FLOTAS PESQUERAS DE AGUAS DISTANTES, entre la indolencia y la conveniencia

September 5, 2017

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2019

February 22, 2017

Please reload

Archivo
Please reload